Inicio
Nuestra Clínica
Equipo Humano
Tratamientos
Odontología General
Odontopediatria
Ortodoncia
Protesis Dental
Estetica Dental
Implantologia
Periodoncia
Cirugía Oral
Educación Dental
Preguntas Frecuentes
Horarios
Fotos Casos Clinicos
Así nos encontrará
Ofertas-Promociones
Contacto
Formulario Contacto

 

 

   Odontopediatria

La primera visita al dentista para los niños se recomienda a los 3 años de edad, en ese momento ya ha salido su primera tanda de dientes y apartir de entonces seria lo correcto revirsalo periodicamente para que ademas asi el niño se familiarice con la consulta y no le tenga asi ningún miedo.

Asi mismo es labor de los padres, crear en el niño unos habitos de higiene bucal adecuada porque de hay dependera en gran medida la salud dental del futuro.

Es importante limitar desde la primera infancia la alimentación con alto contenido en azucares, no se debe abusar de los zumos de frutas envasados.

Desde que aparece el primer diente sus padres han de mantenerlo limpio utilizando una simple gasita mojada en suero fisiologico.

 Cuando el niño ya tiene dos añitos es el momento de iniciarle en el cepillo de dientes apto para niños con un cabezal pequeño, no es conveniente a esta edad que utilicen pasta dentifrica a no ser que sea una especialmente indicada y que no contenga fluor, sera mas adelante hacia los 4-5 años cuando sean capaces de limpiarse sin tragarse la pasta, cuando la comenzaran a usar habitualmente.

La perdida de los dientes de leche antes de tiempo por traumatismo o caries puede provocar un desplazamiento en el resto de los dientes lo que hara que los dientes definitivos erupcionen mal alineados o con defectos en el esmalte ya que los dientes de leche o dientes temporales sirven de guia para los definitivos.

Es importante que los padres vigilen la forma de limpiarse los dientes de los niños y que ese momento para ellos sea algo divertido.

A partir de los 2 años es imprescindible que los niños ya no utilizen chupete o abandonen el hábito de la succión de los dedos si aun existiese ya que estos habitos pueden deformar la posición de los dientes y el hueso de los maxilares donde se alojan los dientes provocando posteriormente una mordida abierta.

 

dentalsantander@hotmail.com